fbpx

Mis básicos para los cumpleaños de los niños

Lo confieso, me encanta montar fiestas y si son las de cumpleaños de mi tribu aún más. Y sí, me lío la manta a la cabeza y soy de esas que decora la botellas de agua, las chocolatinas y hasta hago la piñata. Pero que le voy a hacer lo paso bomba, es mi momento manualidades asegurado 3 veces al año y he llegado a un punto en el que he perfeccionado la técnica de tal forma que ya lo hago “como churros”, bueno esto igual es un poco exagerado 😉

Hoy te comparto mis básicos para decorar mis cumpleaños de los niños, es un poco laborioso pero no es complicado y queda muy resultón.

1. Escoger temática y color

Para mí este es el inicio de todo, al protagonista del cumpleaños le pregunto de qué quiere que sea este año su fiesta, aunque alguna vez con cierta persuasión, es lo que tiene ser la adulta pues digamos que les teledirijo un poco, pero muy poquito. Tienen libertad para escoger tema y colores, me encanta involucrarlos en proceso de montar su fiesta y que lo disfruten.

Es verdad que yo juego con un poco de ventaja, ya que desde la llegada de la Pandilla PinTaPum a nuestras vidas me ayudan mucho a darle un aire divertido a los cumpleaños y tener un elemento unificador de la fiesta bien resultón.

2. Pompas de jabón

Lo reconozco soy súper fan, para los cumples y para el día a día, en mi bolso siempre hay un par de pomperos, junto a las MINIBOX que me salván de cualquier situación.

Mi secreto: en el Tiger tienen 2 pompers por 1 eur, hasta la fecha la mejor opción que he encontrado y siempre tengo una de esas botellas de recarga en casa para rellenar las botellas vacías.

3. Globos, globos y globos

No sé tú pero yo es ver globos y me pongo contenta. Los he usado de todas formas: con helio de los pequeños de colores, de los enormes que no sé como lo pude meter en el coche, guirnaldas de globos de colores cuando tengo una pared y ahora me encantan los pequeños de letras para poner mensajes.

4. Botellas de agua decoradas

Son muy fáciles de personalizar, es cuestión de con papel, folios o muchas veces lo que hago es comprar papel de regalo de un color liso, hacer la fajita e imprimir el topo del tema de la fiesta y se pega encima. Y la verdad es que sobre la mesa queda muy resultón y a los peques de la casa les encanta tener su botella personalizada. ¡Siempre les sorprende!

5. La Piñata

Lo sé es un momento locura, pero al menos en mi casa, desde el momento que empezamos a hablar de montar el cumple, la primera pregunta es si habrá piñata.

Puede parecer una locura hacerla y te reconozco que según la versión que hagas lo es. Un año, con mi tercer hijo que tenía justo un mes, solo se me ocurre a mí que quiero hacer para la mediana una piñata de esas enormes de cartón y decorada por fuera con papel de seda. El resultado fue espectacular, hice un 2 construyendo la estructura con cajas de cartón decorado en modo arcoiris, pero una locura y un currazo, eso sí me quité el gusanillo. Ahora soy infinitamente más práctica, te cuento como hacer una piñata en 4 pasos:

  1. Bolsa de cartón de asas de un tamaño grande, mejor si tiene un poco de consistencia o también te vale una caja de cartón.
  2. Haces una trampilla en la parte inferior, será la que se abrirá y por donde saldrán los regalos. Una de las cintas ha de salir de la trampilla para que sea la que la abra.
  3. Pones muchas cintas en la base, de las de los globos, yo lo que hago es que con un cuter le hago un corte paso la cinta y por dentro con un trozo de cartón lo anudo, para que se aguante la cinta y que cuando los peques tiren sirva para que rompan la base.
  4. Decoración, imprime en cartulina en formato grande el personaje y lo pegas. Y ya está piñata casera y bien chula.

En la foto veis la de este año, compré goma eva negra de purpurina y le pegué el personaje. Más sencillo y resultón no podía ser 😉

6. El pastel

En mi caso tener una mejor amiga que es pastelera pues es mi truco. Soraya de Sweetmama hace simplemente maravillas y que están buenísimas, y eso que quien me conoce sabe que lo mío no son los dulces. Me encanta que lleguen los cumples enviarle un whatsapp decirle el personaje y el color y dejarla hacer su magia. Cuando traigo el pastel a casa y lo pongo en la nevera, los peques cada 2 minutos van a verlo, me encanta esa sensación y su cara de emoción.

 

Soy consciente que todo esto puede parecer una locura, pero como te decía he perfeccionado la técnica, tengo un Power Point en el que he hecho la plantilla de los materiales: los topos que me sirven para aguas, chocolatinas y toppers decorativos, los rectángulos para los pomperos y el personaje en formato mediano y grande, que es lo que uso para poner sobre la tarta, para decoración general y para la piñata. Os desvelo otro truco después de haber montado unas cuantas fiestas de cumpleaños: imprimo en la copistería en papel adhesivo, así me evito el lío del pegamento y dejar secar.

No sé si a la larga valorarán el esfuerzo y locura en el que se mete su madre cada vez que llega un cumple, pero me encanta la emoción con la que semanas antes ya empiezan a preguntar por el cumple y quieren saber qué haremos, tener la mesa del comedor durante una semana invadida de botellas, pomperos, tijeras y papeles, para finalmente llegar a ese momento mágico en el que soplan las velas de su tarta de cumpleaños.

 

Y, ¿tú también te lías la manta a la cabeza en los cumples de los peques?

Share your thoughts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies